Parque Seminario (Parque de las iguanas)

Es el parque más antiguo que posee la ciudad. En sus árboles viven decenas de iguanas, por esto se lo conoce como el Parque de las Iguanas. El señor Enrique Seminario cubrió gran parte del costo de la estatua al Libertador Simón Bolívar, la glorieta y las rejas. Su inauguración fue el 25 de Julio de 1895 celebrada por el General  Eloy Alfaro. En el centro del parque se encuentra la estatua ecuestre del libertador, hecha de bronce y que descansa sobre una base de mármol. Dicho monumento fue inaugurado el 24 de julio de 1889.

En su interior parece que la marcha del tiempo se hubiera detenido; en cada surco de su piso empedrado, en su glorieta y en las formas de su reja de hierro forjado. Al mediodía las iguanas descienden  de sus añosos árboles a alimentarse y tomar el sol.

Se encuentran también, el monumento de los jabalíes, que fue donado por la Colonia China de la ciudad. Después de la estatua, fue instalada la glorieta, que ya existía para 1900. No se conoce exactamente quien fue su autor, sin embargo, se tiene referencias de que fue fundida en los talleres Val Dosme, en Francia alrededor de 1882.